La Lectura como una Fiesta de Conocimiento para los Pequeños. La Propuesta Babayán.

leer con niños

La lectura es una parte fundamental en la formación integral de las personas. Su práctica: nos da placer, nos despierta la mente, nos interpela, nos enriquece, nos educa al desarrollar destrezas para la adquisición de saberes, impulsa competencias imprescindibles para la vida de hoy día, tales como: la creatividad, la educación emocional y en valores, así como también en disciplinas más académicas como la Lengua, la Geografía, o la Física, incluso nos faculta para mejorar nuestras destrezas digitales. En fin, la lectura nos permite avanzar en el proceso de culturización.

Aunque es muy cierto que todos practicamos la lectura continuamente (Un ejemplo de ello es lo que estás haciendo en este momento) ya que gústenos o no, somos lectores, independientemente de que las palabras, frases, o escritos, que se nos pongan al frente de nuestros ojos tengan, o no, el contenido que buscamos. Sin embargo, ese tipo de lectura no nos hace lectores competentes, es que para alcanzar ese status debemos no sólo descifran los códigos y comprender los mensajes… sino que, además, debemos ser críticos con ellos.

Es que el contacto temprano con la palabra, en todas sus posibilidades expresivas, es la llave del conocimiento, y supone la apertura al mundo de los afectos, el alimento emocional fundamental para la construcción del ser humano. Es por ello que durante la primera infancia, la lectura es una de las garantías para la formación de los futuros ciudadanos, siempre que la palabra se incorpore de manera natural en la actividad mental y emocional de los niños.

La Lectura para los Niños

lectura con niños

Hoy día los pediatras enfatizan en la importancia del cómo la lectura es fundamental para el desarrollo del cerebro, el lenguaje y la alfabetización de los niños. Es que parece que cuantas más palabras escuchen, mayor sea su exposición al lenguaje, más conexiones neuronales podrán hacer. Incluso, y según algunos estudios, si esas conexiones no se hacen lo suficientemente pronto, al parecer nunca se harán.

Es por ello que si queremos potenciar el desarrollo intelectual, emocional, y social de los más pequeños, la lectura de cuentos es una magnífica herramienta. Claro, siempre y cuando hayan alcanzado, en su desarrollo, las habilidades necesarias para poder abordar ese aprendizaje. Esto es así porque la primera responsabilidad que tienen los niños en edad infantil no es otra sino la de ser niños, disfrutar, compartir, jugar, interactuar con sus familiares y amiguitos, desarrollando sus habilidades sociales y aprendiendo a comunicarse con sus pares. En fin, disfrutar la vida a sus anchas. Es por ello que muchos expertos opinan que el acelerar un proceso que requiere tiempo como lo es la lectura, podría terminar en desmotivación, perdida de interés y, a la larga, frustración. Por ello no hay necesidad de forzar, cuando más, sólo despertar su curiosidad… poco a poco y sin prisa.
Peeeero, y ¡Si ya están listos!, entonces es una verdad a voces que:
¡Los niños que leen aprenden más y mejor!

Por ello el hábito de la lectura debemos fomentarlo desde pequeños. Pienso que incluso, las buenas lecturas pudieran ofrecer una primera aproximación a la ciencia, a niños de todas las edades y, tal vez, y de alguna manera, podría hacer que éstos se interesen en la ciencia y en la investigación ya desde muy pequeños.

Es que en los primeros años de vida los niños tienen una intensa curiosidad por las cosas que pasan a su alrededor. ¿Por qué no aprovechar esta característica innata para potenciar, a través de la lectura, las competencias para la vida, como el pensamiento crítico, la creatividad y los valores éticos? Contrarrestando, de esta forma, la falta de interés que hay en mí país por estos aspectos.

La Lectura en Voz Alta

importancia de la lectura en los niñosVarios autores proponen el leerles en voz alta, como estrategia gratificante y eficaz para transmitir el gusto por la lectura. Incluso lo ideal sería enseñarlos con el ejemplo, fomentando dicho hábito desde la casa, donde debería ser obligado el tener libros para ellos, y leerles en voz alta con frecuencia, pues entre más se lee, más se desarrollan múltiples destrezas, entre ellas

  • Mejora las relaciones entre padres e hijos.
  • Entrena la capacidad de escuchar.
  • Mejora las habilidades comunicativas.
  • Ejercita el respeto a las opiniones ajenas y la sana práctica de cambiar de opinión.
  • Prepara a los niños para aprender lenguaje y habilidades de alfabetización temprana, desarrollando su expresión oral.
  • Incrementa su nivel de conocimientos.
  • Eleva su capacidad de concentración.
  • Suscita la reflexión crítica y autocrítica.

En fin, son muchos los beneficios que se obtienen con hacer de la lectura en voz alta, una costumbre… un hábito. Otras ganancias podrían ser:

  1. Convertir a los niños en personas creativas, a la vez que analíticas. Desarrollando su capacidad de razonamiento lógico: deductivo, inductivo y abductivo, al introducir el uso de recursos de argumentación formal.
  2. Incrementar, en los niños, la capacidad de imaginación que les caracteriza. Habilidad que puede derivar en otra, también muy importante, como lo es la capacidad de resolver problemas.

Es por ello que es muy buena idea leer por las noches un cuento a nuestros niños, aunque ellos ya sepan leer y, si no es el caso, les inaugura el camino a la lectura, y claro, en las escuelas destinar un tiempo y un espacio especial para leer cuentos en voz alta que les permitan viajar sin moverse del lugar, quizás a lugares donde nunca estarán, así como viajar en el tiempo, bien sea hacia el pasado, como también podría ser hacia el futuro imaginado. En fin, esta actividad permite aprender infinidad de habilidades sociales, aparte de que les resulta muy placentera, y les permite explorar nuevos temas, ayudando a descubrir cuáles son sus estilos preferidos y, finalmente, los motiva para, posteriormente, seguir leyendo por su propia cuenta.

Recomendaciones para la Lectura

Debemos leer pausadamente y con voz clara.

  • Debemos utilizar diferentes tonos de voz, incluso reproduciendo los sonidos de animales y de eventos que se den en el ambiente (lluvias, truenos, música, etc.).
  • En el caso de que no comprenden alguna palabra o frase, debemos detenernos para explicarla con palabras sencillas.
  • Si los niños ya saben leer y ellos desean hacerlo podemos organizar su participación en la lectura en voz alta. Esta actividad les ayuda a mejorar la entonación, a respetar los signos de puntuación y por consiguiente mejorar su fluidez lectora.
  • Debemos ofrecer a los pequeños contenidos cuyo nivel se adecue a sus capacidades cognitivas y necesidades concretas.
  • Debemos tomar en cuenta el que no todos leen de la misma manera, ni todos leerán las mismas cantidades de libros, y ni siquiera serán del mismo tipo.
  • Debemos siempre preguntarnos en el qué están leyendo y el porqué de esa lectura. Siendo muy cuidadosos en seleccionar lecturas de calidad, que nos permitan trabajar con el modelo de cooperación, y de construcción de significado, conjuntamente con el modelo de transmisión de conocimientos.
  • Debemos conseguir que nuestros niños adquieran hábitos de lectura, es decir, que les guste leer y no lo conciban como un acto obligatorio y tedioso.
  • Debemos escoger temáticas con las que puedan empatizar, combinando dos elementos que normalmente suelen ir separados: la razón y el sentimiento.

Si cuidamos estos aspectos, pienso que podemos realmente ayudar a formar mejores lectores en nuestros niños, promoviendo futuros pensadores críticos. Para ello es importante que de muy pequeños empiecen a tener criterio, desarrollando la inquietud por contrastar la información y elaborar su propia opinión sobre los diferentes temas.

Cómo hacer el papel de Conductor

Hay muchas formas de conseguir que nuestros niños desarrollen todas esas potencialidades. Algunas claves básicas para desempeñar el papel del “Conductor”, incorporando dinámicas en hogar, o en el aula, podrían ser:

  • Propiciar un clima de diálogo y respeto que ayude a los niños a desinhibirse y querer participar.
  • Motivar a los niños provocándoles curiosidad… Es que hoy se dice que: “Lectura + Curiosidad = Lector Empedernido”.
  • Despertar el deseo de saber cómo continúa la historia que se esté narrando.
  • Presentar el libro que leerán, su título, su autor, preguntarles si lo conocen, o se imaginan de qué se trata.
  • Si el libro tiene ilustraciones, debemos permitir que los niños las vean a medida que les leemos.
  • Al hacerles preguntas sobre la lectura debemos dejar siempre un espacio para pensar y responder: No debemos incomodarnos con los silencios, por el contrario, deben ser sinónimos de reflexión.
  • Es recomendable utilizar el Diálogo Socrático, así cuando un niño te pregunte algo sobre lo leído, si es posible, no debemos dar una tajante respuesta, por el contrario, podríamos contestarle con otra pregunta que le haga reflexionar. Puedes utilizar mucho: ¿Y tú qué piensas?, ¿Y tú qué harías? o ¿Tú cómo lo resolverías?
  • Los niños deben tener la libertad de expresar sus opiniones, cualesquiera que sean, y siempre que tengan argumentación serán evaluadas como muy válidas, sin juicios y sin provocar el miedo a equivocarse. Dotándoles así de poder, y dándoles permiso para construir mundos imaginados.
  • Debemos darle importancia a todos sus comentarios y opiniones: Es primordial el que se sientan escuchados y sepan que su opinión es importante y respetada por los demás. De esta manera la participación será mucho más activa.
  • Si algo de lo que el niño dice, o responde, es controvertido socialmente, debemos buscar que reflexione acerca de lo que él expresó.

Es muy probable que al principio de la actividad los niños no participen con frecuencia, no tengan unos argumentos muy fundamentados y que les tengas que guiar un poco más de lo debido en el proceso, pero con mucha paciencia y constancia, ¡verás cómo evolucionan! Finalmente, la interacción se incrementará y sus participaciones serán cada vez más sólidas.

A Manera de Colofón

Definitivamente debemos hacer de la lectura, para nuestros pequeños, una Fiesta de Conocimiento, donde se recree su pensamiento, les colmemos de bellas fantasías y les permitamos soñar. Por ello, la lectura en casa, o en el aula, tiene que ser un acto divertido y placentero, en el que los niños disfruten y a la vez adquieran hábitos lectores, que tal vez sean la mejor herramienta para su vida futura. En fin, sólidos hábitos que, por considerarla una actividad apasionante, nunca abandonen…
Ahhh, y todo indica que el gusto por la lectura también se transmite por contagio… Así que si lo tienes, no dudes ni por un instante el demostrarle tu pasión por los libros.

Otras actividades que te ayudarán a fomentar el placer por la lectura, es que luego de leer, se converse sobre lo leído, al igual como si fuese a la salida del cine después de ver una película, y de ser posible relacionemos el libro que estén leyendo con otro libro que hayan leído antes, conversando sobre sus similitudes y diferencias. Es que el comentar lo que se ha entendido del libro ayuda a mejorar la comprensión lectora.

Incluso podemos ir más allá, y promover el que sean ellos mismos los que inventen sus aventuras, lo cual reforzaría, aún más, sus aprendizajes y creatividad… quién sabe que les deparará el futuro en sus vidas!!! Hoy día existen decenas de aplicaciones (como CreAPPCuentos) muy originales y divertidas que en pocos pasos les permite a los más pequeños crear sus cuentos, desarrollando así su creatividad.

Y si hablamos de nuevas tecnologías y, específicamente, las que de alguna forma impactan sobre la lectura de libros, debemos estar conscientes de la irrupción de los lectores ópticos, tipo Kindle, aunque aquí entre nos, me encanta el olor de los libros y, además, considero necesario que los niños vean el libro, y lo palpen, ya que les ayuda a desarrollar ciertas habilidades motoras sensoriales finas, que lo acompañan, por ejemplo, el pasar las páginas reales. . Por otra parte, y aunque la Academia Americana de Pediatría (AAP) no recomienda el uso de la pantalla para los niños menores, sin embargo, estaría de acuerdo que leerle a un niño en una tablet es mejor que no leerle nada. El equilibrio, una vez más, es la clave.

“Babayán y la Estrella Mágica”.

Finalmente es un hecho que con nuestro mundo globalizado se ha hecho más evidente la posibilidad de intercambiar experiencias traspasando las fronteras nacionales y lingüísticas, y por ello cada vez es más necesario establecer contactos entre organizaciones, instituciones, e incluso personas que manejen nuevas ideas y proyectos sobre la lectura para niños.

Es por eso que cobra tanta importancia el divulgar proyectos como el “Babayan Story Project” basado en el cuento ilustrado “Babayán y la Estrella Mágica” escrito para jóvenes lectores por Kikku Adatto, cuyo tema principal gira en torno a los cambios necesarios para superar las adversidades, el autodescubrimiento y el poder de la amistad. Además, “Babayan Story Project” está escrito para que los niños adquieran práctica en el razonamiento ético y el diálogo cívico.

“Babayán y la Estrella Mágica” es la historia de una bestia feroz que cae de una estrella a unas islas llamadas Chema Bema, tierras tan hermosas como misteriosas. Este cuento, repleto de ilustraciones fascinantes de Roger Bowman, tiene un final para calentar los corazones de los lectores de 1 a 99 años.

Babayán es la base de una iniciativa internacional de Kiku Adatto, y su esposo el famoso profesor, y filósofo político, de la Universidad de Harvard, Michael Sandel, que busca animar a los niños a usar la narración de historias como un crisol para descubrir y transformar el mundo. Su plan tiene cinco objetivos:
• Conectar la narración oral, la escritura y la lectura.
• Fortalecer los vínculos entre el hogar y la escuela.
• Encender la imaginación moral de los niños.
• Involucrar a los niños en el razonamiento ético y el discurso cívico.
• Compartir sus expresiones artísticas, e ideas, a nivel local y global.

Con el Proyecto esperan revivir la tradición de la narración oral, animando a los niños a volver a contar, interpretar, y continuar la historia de Babayán en sus propias voces, adaptarla a sus culturas y tradiciones locales, alentando así, a los niños a que se conviertan en “Buscadores de Historias”, construyendo puentes entre el hogar y la escuela y aprendiendo el arte de trasladar lo narrado a lo escrito.

Es que, como he dicho antes, las historias llevan a los niños a otro lugar: un mundo imaginario donde puede ser más fácil discutir temas difíciles. Una vez que se despiertan sus imaginaciones, los niños pueden “regresar” al mundo real en el que habitamos, y discutir los dilemas y problemas éticos que enfrentan en sus vidas diarias, problemas como el acoso escolar, la ira, la exclusión y la violencia.

Sinopsis de la historia
«Muchos monstruos feroces han vagado por las colinas y valles del extremo norte, pero ninguno tan feroz como Babayán».

Así comienza la aventura de Babayán, la bestia salvaje con un poderoso rugido, a quien todos temen. Pero, ¿qué ocurre cuando él es trasportado mágicamente del mundo que conoce para quedar colgando de una estrella en el cielo nocturno? Allí, Babayán se encuentra con su guía y protectora, la “Reina de las Estrellas”, que rápidamente lo envía al reino encantado de Chema Bema, lugar donde los animales viven en armonía.

Es allí, en medio de exuberantes bosques tropicales, donde Babayán comienza a cambiar. Se encuentra con muchas criaturas fantásticas, algunos amigos, y algunos enemigos. Sin embargo, siente un misterioso llamado desde las “Islas Salvajes” que aún agita a su bestia interior. Hasta que él se atreve a cruzar navegando el Gran Mar para enfrentar a su pasado…
El cuento se consigue en decenas de idiomas, entre ellos el español, editado por Valparaíso, dentro de su colección infantil. Ahhh, su autora Kiku Adatto y su esposo Michael Sandel, elaboraron una muy buena “Guía para Maestros y Familiares”, la cual conseguí en inglés, pero le hice su traducción a nuestro idioma… Con gusto podría “prestarla” digitalmente. Mi mail es: edgaredondo@hotmail.com

‘Amigo mío, dale a tus niños la oportunidad de ser mejores.
El camino al éxito es la actitud, los límites los pones tú’.

4 Comments

  1. Coincidencialmente, hoy estoy escribiendo algo y me acordé de ti porque escribía: «…he tenido el privilegio de estar entre grandes maestros (Eruditos y/o Analfabetas, Viejos y/o Jóvenes) que han dejado una huella en mí y me han inspirado a cuestionar las cosas y me han llevado por un viaje maravilloso de enseñanzas…», obviamente usted esta en el selecto grupo de los Eruditos.
    Te recuerdo con mucho cariño; y efectivamente practico esto casi diariamente, con mis hijas de 4 y 12 años, pues se lo efectivo y poderoso que es.

    Un abrazo en la distancia mi pana…

  2. Me parece un artículo de indispensable lectura para padres y docentes, especialmente de los primeros años.
    La lectura como medio de formación de la capacidad de abstracción, vinculando la lectura con vivencias, con diversión, con la posibilidad de compartir sus propias experiencias.
    Me gustó mucho este párrafo.
    «Incluso podemos ir más allá, y promover el que sean ellos mismos los que inventen sus aventuras, lo cual reforzaría, aún más, sus aprendizajes y creatividad… quién sabe que les deparará el futuro en sus vidas!!»
    Aún recuerdo de niño que la maestra de 4 grado de primaria nos ponía a componer y luego leerlo en clase, para que los demás niños seleccionarán la narración que más le gustó Para los niños jugar y competir es su mejor capacidad para amar compartir, aprender de su entorno y aprenderse a amar, conociendo y experimentando su ser interior.
    Otro aspecto que quiero resaltar es que en mi educación hubo una actitud represiva y obligatoria respecto a la escritura. Pienso que eso no fue nada útil porque me generó una actitud de rebeldía a hacia la escritura.
    Los maestros deben enseñar el gusto y los beneficios lúdicos de la lectura para posteriormente enfrentar a la escritura, dejando que los niños aprendan por sus propias experiencias la importancia de escribir correctamente en cuanto a la ortografía y la redacción.
    Por último quiero expresar mi reconocimiento a toda tu labor educadora respecto a este tema de la lectoescritura abordada desde una perspectiva ludica, agradable y participativa. Voy a compartir tu post. Felicidades

  3. Siempre se ha dicho sobre la importancia y el efecto de leer. Siempre se menciona la lectura de cuentos para niños, donde se busca estimular la imaginación y el placer lector. la realidad está divorciada de los proyectos impulsados por los gobiernos y empresas. Niño donde sus padres no leen, adultos no lectores. Con esta frase se determina la acción. Tuve padres lectores y familiares : adultos significantes.
    Por eso es que me voy al ejemplo y la selección que hace el niño de los adultos significantes. Muy interesante tu articulo, como siempre me detienen a pensar y motivarme a seguir. No termino de aprender. Gracias mi amorcito.

  4. Muy instructivo este artículo, aunque reconozco que la mayoría de los he leído tienen esa característica. Una vez, terminado de leer este artículo, llegan a mi memoria recuerdos, de mi padre, el cual era un asiduo lector de historia y de realismo mágico. El falleció a los 101 años, sin embargo, la edad no fue obstáculo para mantener su gran afición. De la misma manera, recuerdo a una sobrina que vive en Melbourne , tiene 10 años, pero es una devoradora de libros.., mucho han contribuido sus padres, pero la escuela, también juega un papel importante y, así muchos recuerdos, el más recién, es el de mi nieto. Estoy trabajando en él, para que se enamore de la lectura, actualmente tiene cinco años. Él, me trae algunos cuentos que asigna el cole, para que se los lea, creo que le gusta que yo lo haga, porque hago escenas, y converso…. observo, que esto es parte de las recomendaciones en tu artículo. Esto, hace la lectura sea más emocionante, pues le pone vida a la imaginación.
    La lectura, aparte de ser gratificante para nuestro estados de ánimo, también lo es para la salud y para la evolución de las culturas, pero no hay que olvidar, que quién lee, le es más fácil escribir. Nosotros, que hemos estado en el área de la educación, tenemos evidencias de las dificultades que presentan algunos estudiantes para escribir algunas cuantas líneas. …
    Así que ha leer, y hacer que las personas a nuestro alrededor también se enamoren, así las conversaciones son enriquecedoras. En este punto, agrego, la existencia de clubs de lecturas, cuando estuve participando en un posgrado, había un asignatura que utiliza la estrategia de asignar libros por grupo, pasado un tiempo determinado, los mismos eran discutidos, realmente eran enriquecedores las disertaciones. Este club de lectura, era extensivo a personas externas a la institución. Respecto a esto, actualmente sigo en twitter a la cuenta @clubdelecturavz, ellos o los seguidores recomiendan los libros para leer y posteriormente se dan opiniones sobre el tema, realmente es enriquecedor.
    La lectura además que abrir la mente nos abre al mundo, nos hace estar preparado para ser ciudadanos universales….
    Saludos..
    P.D. estoy interesada en la guía…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *